Estadísticas policiales

Últimamente la policía británica no parece dar una, después de los numerosos escándalos1 una de las Comisiones Parlamentarias (esas cosas que dignan a la democracia británica que pese a sus corruptelas y otros problemas todavía nos da lecciones en determinados temas de gobernanza) ha comenzado una investigación sobre estadísticas policiales que está destapando las distintas prácticas que los departamentos de policía emplean para demostrar que se están alcanzando los resultados instaurados por la cultura de rendimiento de cuentas en base a objetivos medidos estadísticamente. ¡Ahora que estaba empezando a ser más fácil acceder a datos policiales para usarlos en investigaciones!

Aquí podéis ver enlaces a los distintos testimonios escritos que se han ido presentando y aquí la forma en que la prensa lo está reflejando (BBC, The Guardian). Muy desagradable. Ya hemos estado antes aquí y no solo en estas tierras (¿os acordais de COMPSTAT?). Tim Newburn en su cuenta de Twitter sugería la necesidad de una nueva Royal Commission que de forma comprensiva aborde el papel de la policía en la sociedad actual.

Ya me gustaría ver los políticos españoles demostrar que le importan este tipo de cuestiones en vez de pasarse el día tirándose los trastos a la cabeza en búsqueda de votos. Si esto ocurre en un país donde la estadística policial cuenta con recursos ¿os podéis imaginar los problemas que encontraría una auditoria de las estadísticas policiales en nuestro país?

[1. Plebgate; Jimmy Saville; uso de agentes infiltrados; discriminación en uso de paradas de identificación; el Informe Levenson sobre escuchas ilegales por parte de los tabloides; la creación de listas negras de sindicalistas; y los numerosos fallos del Independent Police Complaints Commission en resolver los muchos asuntos que le llegan en materias como muertes en custodia y brutalidad policial de forma que se genere más en lugar de menos legitimidad policial.]

Advertisements