“Spikes” y femicidios

Leyendo estos últimos días la prensa española me ha llamado bastante la atención las reacciones a las cifras sobre víctimas mortales de violencia doméstica en los últimos dos meses.

La prensa ha dedicado varios artículos al respecto. En El Diario se nos dice que estas cifras “fulmina los peores datos y convierte el inicio de año en el más sangriento en violencia de género de la última década”. En la misma línea El Mundo anunciando un estudio sobre el caso explica que estas iniciativas “se han puesto sobre la mesa después de que, en sólo 53 días de año, se superara el límite de homicidios sobre mujeres desde que éstos se contabilizan en nuestro país, en 2003, un año antes de que se aprobara la ley orgánica contra la violencia de género. 2017 es ya el peor arranque de año en lo que a lucha contra el machismo se refiere.” El País aqui nos ofrece esta grafico comparando los meses de entre Enero y Febrero desde que se inició la serie en el 2003 he incide en la misma idea. Lo que posiblemente ha generado esta reacción ha sido la proximidad temporal de los últimos incidentes.

Todo esto puede parecer muy noticiable. ¿Pero es la situación tan mala como se describe? ¿Estamos siendo testigos de una tendencia que se sale del patrón histórico? Habría que empezar diciendo que una muerte es ya demasiadas muertes. Y que no trato de trivializar aquí el dolor y sufrimiento que se esconde tras las estadísticas. Pero como científicos sociales también tenemos la responsabilidad de presentar los datos como son.

Si en vez de presentar solo los meses de Enero y Febrero, como hace El País, atendemos a toda la serie temporal, podremos ver que hay mucho ruido en la misma (¡afortunadamente!), y que los datos que tenemos para el 2017, entran dentro de la variación “normal” que se observa en la serie.

rplot

Si descomponemos la serie temporal en los distintos elementos que la componen (la tendencia, el efecto de temporadas, y el ruido) veremos que la tendencia (“trend”) a este plazo aun esta en la zona baja. Al que no entienda estas figuras les recomiendo este articulo periodistico al respecto.

rplot02

Si a esto le añadimos que tenemos una de las tasas más bajas de la Unión Europea, todo ello ayuda a contextualizar lo que está ocurriendo. Como digo, una mujer muerta ya es demasiadas muertes, pero seamos también conscientes de la realidad empírica a la hora de generar debates públicos. En los tiempos que corren (ehem, Trump), la hipérbole no es necesaria y es particularmente importante ser fieles a los datos. Por otro lado, ahora que el periodismo de datos esta tan de modas uno espera estándares más rigurosos a la hora trabajar este tipo de información.

Por lo demás coincido con mi querido colega Andres Pueyo que aunque evidentemente las respuestas a este fenómeno son muy mejorables, tenemos también que reconocer que existen límites a la posibilidad real de reducir mucho más estos niveles. Lo contrario es vender una ficción y hacer política del dolor de las víctimas.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s