Open Data

No os preocupéis, no voy a dar la tabarra otra vez con aquello de que en España es un Cristo esto de hacerse con datos sobre criminalidad generados por las administraciones públicas responsables en materias de seguridad. Sí, es lamentable que en España sigamos teniendo que depender de una publicación limitada (desagregados solo a nivel provincial y en categorías demasiado heterogéneas) y tardía de los mismos (a fecha de hoy todavía solo tenemos los del 2011); que su preparación y publicación siga en manos del Ministerio de Interior (en vez de organismos “independientes” como el INE, algo así ocurre en Inglaterra y Gales); y sin un control de calidad y asesoramiento similar al existente fuera de nuestras fronteras. Sí, es lamentable que en contraste aquí, en Inglaterra, este tipo de información se encuentre al alcance de cualquiera con una conexión de internet, georeferenciado a nivel de calle, y con los datos de Enero de este año ya disponible (de forma que ya se, por ejemplo, que tal estaban las cosas en el barrio, no solamente en mi provincia, de la universidad hace dos meses). La SEIC lleva peleando esta guerra hace ya mucho, algunas batallas hemos ganado, y algo han mejorado las cosas (muy lentamente y de forma claramente insuficiente).

Hoy el énfasis lo pongo en la necesidad de ser un poco menos hipócritas en relación con este tema y la importancia que esto tiene para la empresa científica. La verdad es que todos hemos sido capaces de apuntarnos a las críticas al gobierno, pero hemos hecho muy poca reflexión auto-crítica sobre nuestra gestión de datos generados generalmente con financiación pública (“Que publique el gobierno, pero mis datos, son mis datos y ahí se quedan”).

Es cierto también que en este sentido las administraciones públicas tienen responsabilidad. En tierras anglosajonas lo normal es que si el gobierno federal en Estados Unidos o el ESRC en el Reino Unido te de dinero para hacer un estudio luego te obligue a depositar tus datos (cuantitativos o cualitativos), pasado un determinado periodo de tiempo (que suele ser breve), en repositorios públicos a los que cualquier investigador puede acceder. Hace tiempo que llevo fuera y no sé en qué medida las autoridades científicas españolas imponen ahora este tipo de obligación, pero nunca he oído de ello. En la medida en que no lo haga de una forma general éste es evidentemente un problema, no ya de los investigadores, sino también del gobierno. También es responsabilidad del gobierno financiar y mantener los repositorios de datos, asegurando la adopción de una política de control de calidad y de protección de la confidencialidad, pero también de facilitar el acceso que permita la reutilización provechosa de los mismos (ver, por ejemplo, en el Reino Unido el UK Data Archive).  El desarrollo y mantenimiento de esas bases de datos no es gratuito.

Pero que el gobierno en cuestión tenga responsabilidades en esta materia no nos exonera a los científicos de también tenerlas. Deberíamos ser los primeros en demandar este tipo de obligaciones e infraestructuras. Y en la medida en que fuera posible deberíamos debatir la posibilidad de modelos alternativos de carácter voluntario. Y hacerlo con la misma determinación y pesadez con la que demandamos que las estadísticas policiales sean más transparentes y abiertas. Lo contrario, como digo, es hipocresía. La SEIC si lo quisiera podría desarrollar un sistema de este tipo para facilitar la inscripción voluntaria de bases de datos cualitativas o cuantitativas generadas por sus miembros. En Estados Unidos la universidad también juega un papel fundamental en este proceso (ver, por ejemplo, el icpsr, con los beneficios  científicos directos e indirectos que le genera esto a dicha universidad). ¿No habría ningún centro de criminología universitario en el mapa del Estado español interesada en apostar por algo así?

Advertisements

3 thoughts on “Open Data

      • Hola Juanjo,

        Estoy totalmente de acuerdo contigo, siempre poniendo el dedo en la llaga. No obstante, creo que por aquí las cosas también van cambiando, aunque lentamente eso sí. Aquí siempre todo va muy despacio. Este año (y creo que también el anterior) en la convocatoria de ayudas al I+D+I del Ministerio, si indicas en el proyecto que ibas a hacer una encuesta te obligan a que ceder tus datos al CSIC al año de que acabes el proyecto.
        Espero que esto empiece a servir para cambiar mentalidades y quién sabe a lo mejor, como dices, algún centro se anima a publicar sus bases de datos. Aunque seguro que será más tarde que pronto, tenemos un sentido muy posesivo de los datos, aunque, como bien dices, los hayas conseguido con dinero público y lo peor, aunque ya no tengas intención de usarlos nunca más…
        Espero que nos veamos pronto.

        PD. Por cierto soy Esther de la UCLM no tengo muy claro que esto me identifique, no soy muy dada a escribir en estos sitios 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s